Escenarios de la literatura (V). Selección de citas: lo que grandes autores han escrito sobre mis ciudades favoritas

Texto y fotografías: María Berini Pita da Veiga

Supongo que a estas alturas ya lo habré repetido en muchas ocasiones, pero lo cierto es que cuando viajo a un lugar, además de estudiar su historia, su patrimonio o sus costumbres, suelo buscar qué autores le han dedicado unas líneas. Acostumbro a buscar citas y fragmentos literarios, no un mero relato periodístico. Palabras que no esté al alcance de cualquiera combinar de un modo brillante, resultando así evocadoras e inolvidables.

He aquí una primera selección de algunas de ellas, escritas por autores tan dispares como Miguel de Cervantes o Ramón del Valle-Inclán. Las protagonistas, algunas de mis ciudades favoritas: Toledo, Ávila, Salamanca, Oviedo o Santiago de Compostela.

azotea-toledo-2

«Tajada toda esta villa:

Los muros tiene muy fuertes

Torres ha en gran demasía,

Duero la cercaba al pie,

Fuerte es a maravilla

(…)»

Romancero medieval

Un eslogan turístico decía así: “Zamora, desconocida, perfecta”. Y fue ése el que utilicé como título en una entrada de este blog (click) dedicada a la gran ciudad del románico. Y es que es cierto que Zamora, la bien cercada, es una completa desconocida para el gran público a pesar de su enorme valor histórico y patrimonial. Muy relevante durante los siglos centrales de la Edad Media, allí tuvieron lugar conflictos políticos y sociales destacados en la historia de España. Prueba de su importancia es el hecho de que Zamora posea el mayor número de templos románicos de toda Europa. ¡Casi nada! Es por ello que tan sólo podía ser un romancero medieval el que hablase de sus glorias y de su belleza.

– 

zamoraMirador troncosoMerlús

– 

«(…) deseos de volver a sus estudios y a Salamanca, que enhechiza la voluntad de volver a ella a todos los que de la apacibilidad de su vivienda han gustado, (…)»

Miguel de Cervantes.

El Licenciado Vidriera. Novelas Ejemplares

Un clásico entre los clásicos, sobre todo para los que hayan visitado la ciudad o en ella hayan vivido, es esta frase que Miguel de Cervantes escribió sobre Salamanca en ‘El licenciado Vidriera’, dentro de sus Novelas Ejemplares. Hartos estamos de leer la placa que la recuerda, situada en la Plaza de Anaya. Pero lo cierto es que yo fui tan tan feliz durante mi estancia en la Universidad de Salamanca, que inevitablemente esta frase forma parte de mis favoritas. Difícil escapar de tantos recuerdos maravillosos.

Plaza mayor SalamancaPlaca

«¡Oh peñascosa pesadumbre, gloria de España y luz de sus ciudades, en cuyo seno han estado guardadas por infinitos siglos las reliquias de los valientes godos para volver a resucitar su muerta gloria y a ser claro espejo y depósito de católicas ceremonias!»

Miguel de Cervantes

Los trabajos de Persiles y Sigismunda

Y de nuevo es Miguel de Cervantes el que describe en su última obra, ‘Los trabajos de Persiles y Sigismunda’ otra de mis ciudades preferidas de un modo brillante. ¡Toledo! Cuántas veces he repetido lo increíble que es la capital manchega y lo mucho que me encanta. Patrimonio, historia y cultura por los cuatro costados en esta ciudad particular igualmente desde un punto de vista natural, al estar situada en una peña bordeada por el río Tajo.

05__Puente02__Losa02__Bisagra01__Puente01__Cervantes

Pegando un gran salto en la historia de la literatura, desde la Edad Moderna aterrizo ahora en el siglo XIX. Pesada, muy pesada soy y seré siempre con La Regenta de Leopoldo Alas ‘Clarín’, mi novela favorita. Le dediqué una entrada en esta misma serie ‘Literatura y viajes’, entrada (click) en la que recogí algunos fragmentos que acompañan mi personal recorrido literario por Oviedo, Vetusta en la obra. Difícil es quedarme con una, pues Clarín retrató magistralmente a la ciudad provinciana a lo largo de las aproximadamente 1000 páginas de la novela. Sirvan de ejemplo las siguientes líneas.

«Vetusta, la muy noble y leal ciudad, corte en lejano siglo, hacía la digestión del cocido y de la olla podrida, y descansaba oyendo entre sueños el monótono y familiar zumbido de la campana de coro, que retumbaba allá en lo alto de la esbelta torre en la Santa Basílica. La torre de la catedral, poema romántico de piedra, delicado himno, de dulces líneas de belleza muda y perenne (…)»

Leopoldo Alas ‘Clarín’

La Regenta

_MG_8944naranco04claustro_MG_8893_MG_8905038039

Pocos son capaces de escribir de una manera tan original como lo hizo Ramón del Valle-Inclán. Sobre los lugares que marcaron su vida y su obra escribí esta entrada hace unos meses (click). Pero ahora toca hablar de la genial combinación de palabras resultante en estas líneas dedicadas a Santiago de Compostela, la capital de su tierra natal, lugar de peregrinación universal y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Historia, arte, cultura, religión, etc. hacen de Compostela un lugar único, y así de bien lo plasmó el escritor arousano en su obra más espiritual, “La lámpara maravillosa”.

«Rosa mística de piedra, flor románica y tosca, como en el tiempo de las peregrinaciones, conserva una gracia ingenua de viejo latín rimado»

Ramón del Valle Inclán

La lámpara maravillosa

SANTIAGO04SANTIAGOMUERTE02SANTIAGOMUERTE04SANTIAGOMUERTE06

«Yo nací en Ávila, la vieja ciudad de las murallas, y creo que el silencio y el recogimiento casi místico de esta ciudad se me metieron en el alma nada más nacer (…) fue el clima pausado y retraído de esta ciudad el que determinó, en gran medida, la formación de mi carácter»

«Por delante se abría un día transparente, fúlgido, y la muralla de Ávila se recortaba, dentada y sobria, sobre el azul del firmamento.»

«En este instante comencé a presentir que Ávila no era una ciudad como las demás. Tenía sus raíces clavadas en la historia, a diferencia de otras. La historia la vigorizaba en su secuela moderna, le proporcionaba su sustancia vital, la coloreaba de un matiz especial, con la verde e impresionante pátina del tiempo…»

Miguel Delibes.

La sombra del ciprés es alargada

Ya en pleno siglo XX, hablo ahora de un autor al que también dediqué un entrada en esta misma serie (click), el castellano que más novelas ambientó en Castilla: Miguel Delibes. El reconocimiento como escritor le llegó al vallisoletano gracias a una de sus primeras novelas, ‘La sombra del ciprés es alargada’. La obra comienza retratando a Ávila, otra de mis ciudades favoritas, de esas en las que pierdo el sentido a causa de una especie de éxtasis romántico. Famosa por su muralla Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, ciudad por antonomasia de la gran Santa Teresa de Jesús, escenario del llanto de los Reyes Católicos al enterrar a su heredero varón, cambiando así el rumbo de la historia de España. Ávila de los caballeros es especial por ese halo de misterio y tristeza que impregna sus calles. Ay…

POSTES03PAISAJE01SANTA03firmaMURALLA

Avila 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s